Ese momento especial en el que una imagen vale más que mil palabras…